PROGRAMAS PRIMERA INFANCIA

PROGRAMAS PRIMERA INFANCIA

Descripción general del programa

¿Sabías tú que el llanto de un niño está programado para  que tu cerebro reaccione con estrés para poder contener y ayudar a ese llanto? Por lo tanto todos quienes estamos a cargo de niños y niñas, en edad preescolar, primer ciclo y adolescencia principalmente, estamos con una cuota de estrés mayor al resto de las personas.

Lo cual significa que podemos gritar más rápidamente, que podemos estar más reactivos/as, que podemos tener baja productividad o sensación que nada me importa. Y cuando nos vemos gritando a nuestros niños/as por algo que sucedió (y que en perspectiva el estímulo no era tan grave) es cuando debo considerar bajar esos niveles de estrés y subir los de la calma, el agradecimiento, la seguridad y la tranquilidad.

Los programas que hoy estamos trabajando están enfocados en entregar calma a nuestros niños y niñas, como una manera de aplicar de manera concreta actividades de bondad, de compasión y de amor, por sobre la venganza, la ira o la envidia. La calma nos permite;

Tomar mejores decisiones cuando son situaciones complejas

Sortear obstáculos y pensar más claramente

Apertura hacia el aprendizaje

Mejor relación con otros y conmigo mismo

Disminución de los niveles de estrés.

¿Quiere decir que entonces aplicando el programa mis niños/as dejarán de tener emociones desagradables? Para nada, significa que estaremos aprendiendo estrategias para lograr expresarlas de la mejor manera, sin dañar a otros/as en el camino. Significa que podremos tener un espacio de confianza en el que puedo expresar mis propias emociones y darle un cauce al río que puedo estar sintiendo.

Pero en el camino nos dimos cuenta que no sacábamos mucho en entregar todas las herramientas de gestión emocional a los niños y niñas, si todos no estábamos hablando del mismo idioma.

Como adultos no estamos acostumbrados a hablar de emociones. En nuestra época ser bien portado, saludar al mundo aun cuando te hacía sentir incómodo, no gritar, no llorar, no patalear, no discutir, y un sinfín de NO a los que estábamos acostumbrados. Bajo esa premisa, hoy si no logramos darnos cuenta como adultos que somos que necesitamos cambiar patrones, que necesitamos criar a una generación futura más preocupada, más empática, más en calma.

Cada uno de estos programas está pensado para ESCUCHAR, VER y SENTIR  a la primera infancia y a quienes están a su cargo.

Te esperamos con todo el amor que hemos puesto en estos programas para que tú también te emociones con nosotros.

Equipo KintsuEmociones.